martes, 17 de febrero de 2015

Lo que me está cundiendo la baja.


Estos días de reposo pre-operación, ¡¡ me están cundiendo una barbaridad!! Los he dedicado a leer , ver pelis, dibujar, descansar y sobretodo, tejer mientras veía mucho carnaval.

.Me vais a permitir que lo primero sea un mensaje a mis niñas/alumnas:

Niñas, ya mismo estamos en las clases ¿eh? que la profe vuelve muy pronto aunque sea con el suero puesto. Que esto ha sido muy rápido e inesperado para todas pero ¡¡volveré!! Así que no me entere yo que no estáis dándole a las agujas que las notas del segundo trimestre están a la vuelta de la esquina!!!

Ahora os cuento la productividad: He terminado la rebeca de mi padre ( como ya habéis visto en la publicación anterior) ¡¡por fin!! Obra faraónica que se hace una vez en la vida y nunca más Santo Tomás, o a menos, hasta que lo olvide.

He terminado  muchas cosillas y están para fotografiar aún. Pero hago un mini resumen de todo lo acabado (y que os enseñaré poco a poco) y de  lo nuevo que he empezado. El taller está a tope, vaya.

He acabado: mi bufanda calada de fibra de leche y cashemere de Rosarios 4. A parte de ser preciosa, un calado entretenido y vistoso, lo fuerte es ¡¡ su suprema suavidad!! Nunca he tocada nada más suave y gustoso.



He empezado y terminado en poco más de ..¿cuatro días? una capa-estola con lana woolly de DMC en verde manzana. Esta vez a ganchillo y con un esquema simple.Para no pensar en nada ,jeje ¡¡viva la terapia tejeril!



Y hace muy poco he acabado el chal de olitas, Light waves ¡¡ por fin!! Lo empezamos Paloma, Mariló y yo y le cogimos manía desde el principio, ya os contaré por qué a su debido tiempo., pero al final me gusta el resultado.




Y en cuanto  a lo nuevo que he  empezado... con estas Noro Kogarashi una capa preciosísimaaaa. Si me encanta un chal una estola y una capa ¡¡ más que la vida misma!!



Y una boina, que forma parte de mis prendas tejeriles favoritas junto a todo lo anterior. Con la alpaca gris que me ha sobrado del chal de olitas. No tengo fotos aún, los días nublados no acompañan. 

Detalles de todos los proyectos aquí

¡¡¡Y muchas más cosas por empezar!!!
Os dejo unas semanillas que voy  a que me quiten un enredo de lanas que se me ha agarrado por dentro. Así que a mi vuelta pronta, ya os enseñaré los proyectos acabados y los patrones para que podáis tejerlos si os gustan 


jueves, 12 de febrero de 2015

Rebeca de hombre con fibra de leche


¡¡Ta chammm!! Aquí la obra titánica en la que me embarqué. Rebeca de hombre talla 56-58.Cómo te lo cuento. Pero no, no es para mi, afortunadamente. Y no, no tardé mucho..porque le he robado horas al sueño para acabarla.

Improvisé el patrón sobre la marcha.Vi una rebeca parecida (casi hermana gemela) y le hice una foto a escondidillas y a partir de eso..¡¡a trabajar!!.

Comienzo por arriba y dejo el cuello para trabajarlo al final , con vueltas cortas en dos secciones para que el cuello tuviese forma.


Tanto los puños como la parte baja de la rebeca los rematé de una forma distinta. No sé cómo es su nombre "científico" .Yo lo llamo "subir puntos". Como esto lo suelo hacer al principio, en el montaje de puntos y para esta rebeca me quedaba para hacerlo al final..no problem.Lo hice a parte y lo cosí a la rebeca con costura invisible. ¡Perfecto!


Así queda, como un pequeño dobladillo. Más o menos se haría : Montas puntos en hilo de desecho y tejes en punto jersey. Cuando tengas unos 5 cm aproximadamente , doblas y para cerrar, vas cogiendo los puntos de dos en dos (uno de montaje, otro de esta vuelta) así obtendrás esta especie de dobladillo sin costuras. 
La lana que utilicé, una delicia: Rosários4, 13 madejas de  fibra de leche y lana tejidas con aguja del 5.5mm. 100 % recomendable. Próximamente veréis otro trabajo hecho también con Rosários 4 Milk. Nunca es tocada nada más suave.



Mis próximos proyectos más cortitos porque estoy harta de mangas, jijij

jueves, 29 de enero de 2015

Cubrebotas multicolor

Me gustan los colores vivos y alegres, sobretodos cuando están todos juntos como en este caso. Mis colores preferidos son el morado (en toda su amplia gama), el amarillo y los verdes. Los tonos pastel no suelen gustarme aunque siempre hay excepciones, jejje


Este proyecto se cuela cuando estoy hasta arriba de trabajo pero tengo que empezar algo nuevo y motivador porque se me va la vida en ello.


Este punto de abajo lo vi en pinterest y queda realmente bonito (upss, no encuentro el enlace) y el de arriba conchitas alternas sin más



Sólo utilicé la mitad de la madeja, así que de la otra saldrán otros cubre-botas que ya tienen ¡dueña oiga!


Y aquí, ya estrenándolos ¡¡yujuuu!!